Nuevamente nos levantamos en Chañaral

No hay palabras para describir una tragedia que vuelve a devastar al Norte Chico de Chile con copiosas lluvias que terminaron por sepultar bajo el lodo a gran parte del pueblo de Chañaral.Las imágenes del desborde del Río Salado, de 2015 son elocuentes, y nada hacía presagiar que se volvería a repetir la tragedia.

Este año nuevamente las aguas y el lodo, llegaron hasta la calle principal, afectando otra vez al terminal, que al igual que en 2015, ya está bajo las obras de nuestros esforzados trabajadores para brindar prontamente el servicio que conecta a nuestros pasajeros con el resto del país.

Terminal Pullman Bus en Chañaral

Pullman Bus se levanta estoicamente. Felicitamos su resiliencia y esperamos que las autoridades puedan hacer un buen manejo del desborde del Río Salado, con obras de ingeniería que no permitan que su caudal, llegue a las poblaciones y al centro de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *